A quién no le ha pasado alguna vez que se le ha atascado una llave en la puerta…

Si no te pasó todavía, puede que alguna vez te pase y para entonces querrás saber cómo sacar una llave trabada en la cerradura.

Si una cerradura fue colocada hace muchos años en una puerta, la acción del tiempo, la acumulación de polvillo y el óxido pueden dañar el mecanismo.

Quizás sea demasiado tarde para decirlo, pero vale la pena el intento: si una cerradura empieza a fallar, se debe llamar a un cerrajero profesional ni bien sea posible. De no hacerlo, es altamente probable que la cerradura colapse de la peor manera: dejándonos encerrados o sin poder entrar.

Si ya no es posible esta acción preventiva y la llave se atascó, tratemos de mantener la calma. Impacientarnos puede llevarnos a intentar soluciones desesperadas que van a terminar perjudicándonos más.

Cómo sacar una llave trabada en la cerradura

Lo primero que haremos es distinguir dos grandes posibilidades: la llave gira o la llave no gira.

La llave no gira

Si la llave no gira, lo primero que deberemos hacer es fijarnos si hemos introducido la llave correcta. A veces en el apuro o ante la falta de familiaridad con una llave o puerta, nos equivoquemos.

Ahora bien, si la llave es la correcta y como primera medida antes de recurrir a un cerrajero profesional, tal vez debamos ver si tiene alguna trampa. En cerraduras de muchos años, sin mantenimiento, a veces hay que hacer jugar un poco la llave hasta encontrar el punto para que abra o cierre. Empujar la puerta con el cuerpo mientras se la gira, presionar la llave en sentido diagonal, un poco hacia arriba o hacia abajo, en fin. Probar todas las posibilidades hasta encontrar el punto.

Cómo sacar una llave trabada en la cerradura. Foto de un lápiz junto a un sacapuntas.Suponiendo que la llave no gira pero no ha quedado atascada, vale aclarar que quizás lo que requiera es lubricación. ¿No tenés aceite multiuso a mano? Pasale el lápiz a los dientes de la llave, que el grafito servirá.

La llave sí gira (pero no sale)

Lo primero que vamos a intentar, es tirar de la llave hacia afuera. Con fuerza pero con cuidado a la vez, evitando hacer palanca para no complicar más las cosas.

La lubricación también puede servir. Lógicamente en este caso no podrás usar el lápiz y será necesario el aceite.

Luego se podrá intentar mover la llave de un lado a otro para ver si se la logra sacar. En este intento puede ser útil ayudarse con una pinza para que rinda más la fuerza.

Sea que la llave haya girado o no, pero que no haya quedado como se dice “cruzada”, lo que se puede intentar es empujarla desde el otro lado con una llave idéntica. Si no se dispone de una copia, se puede intentar con algún objeto con el que se pueda hacer presión sin correr el riesgo de  que se atasque también.

Cómo sacar una llave trabada en la cerradura

Pero si el caso es que la llave efectivamente quedó “cruzada” probaremos con golpearla. Pero no con la fuerza y el desquicio propios de la frustración, pues terminaremos por romper más todo.

No se debe golpear la puerta ni la cerradura, sino la llave. Pero los golpes deben ser acertados y cuidadosos así no corremos el riesgo de quebrarla.

Lo ideal sería tener un martillo de goma, pues uno común puede ocasionar daño. Con una mano tomaremos la llave, haciendo presión como para volverla a su estado inicial (“descruzarla”). Mientras, con la otra mano, le daremos golpecitos en el mismo sentido, como para reforzar la presión que ya estamos haciendo.

Los golpes y las vibraciones que generaremos puede que provoquen que las piezas internas se acomoden para que la llave gire y podamos sacarla.

Todos estos consejos son válidos para los casos en que la llave atascada sea la del auto, un candado o cualquier otro tipo de cerradura.

Seguinos:

Más Novedades

Compartir

Más Novedades de Cerrajería