Quién no ha visto en alguna película policial, cómo el villano irrumpe en las casas con una ganzúa o llave maestra. Pero ¿existe realmente una llave que abre todas las cerraduras de una casa?

Si seguimos la línea cinematográfica del ejemplo una persona sería capaz de abrir cualquier puerta si tiene en su poder una llave maestra. La realidad, en principio, es que eso solo ocurre en las películas.

Más que de una “llave maestra”, lo correcto sería hablar de una “llave amaestrada”. ¿Cuál es la diferencia? Que la llave “amaestrada”, es una llave hecha con la intención de que habrá una cierta cantidad de cerraduras. Es decir, que las  combinaciones de cada cerradura de una “familia”, van a estar hechas para que entre las llaves haya una (la maestra) que pueda abrir todas.

Pero a esto no lo hace un ladrón ni un cerrajero malvado, sino que por lo general es una familia la que encarga para su vivienda este tipo de juego de llaves y cerraduras, con el cual se beneficiarán los mismos integrantes. También sirven para locales comerciales.

¿Para qué sirve un juego de llaves de este tipo?

Este tipo de juegos de cerraduras y llaves brindan seguridad (hablamos siempre de grupos pequeños y estrechos de personas), resultan más cómodos, permiten una menor cantidad de llaves circulando por ahí sin razón, se puede seleccionar qué acceso se le da a cada persona, etc.

Eso sí: no es posible anular la llave maestra (amaestrada) si ésta llegara a perderse. En tal caso habrá de cambiarse la combinación y llaves de todas las cerraduras.

En todo caso, recomendamos llamar a un cerrajero profesional.

Llave que abre todas las cerraduras de una casa

No obstante todo lo dicho, con el avenimiento de las impresoras 3D, sí se llegó a inventar algo bastante similar a la idea que tenemos de “llave maestra”. Resulta que los ingenieros Holler y Weyers, valiéndose de un software y una impresora 3D, pueden llegar a hacer una copia de una llave para determinada cerradura, sin tener la original. Es más: solo a partir de una foto de la cerradura.

De todas maneras, la cosa tampoco sería tan fácil, pues además del software, la impresora 3D (que puede suplirse por alguna empresa que tenga) y la foto de la cerradura, también se necesita alguna información respecto a la posición de los pines de dicha cerradura.

Si bien ya se pueden copiar llaves con la tecnología de la impresión 3D y teniendo como modelo la llave original, cierto es que las copias no son tan efectivas, especialmente si la que deben abrir es una cerradura de seguridad.

Las llaves realizadas a partir del software denominado Photobump, funcionan como su nombre lo indica, en el bumping. Recordamos que esta es una técnica para abrir cerraduras mediante una llave que por su diseño, al ser golpeada suavemente una vez introducida, va haciendo saltar pistones y contrapistones hasta abrir la puerta.

Los ingenieros Holler y Weyers, tuvieron que aclarar que no es el robo ni la violación de propiedad la intención de su invento, sino que lo que buscan es solamente un fin educativo y que sirva para mejorar la tecnología de las cerraduras así no resultan tan fácilmente vulnerables. Como prueba de sus dichos, se han negado a poner a circular de manera libre su software para copiar llaves.

Llaves maestras: ¿existe un peligro real?

Según ciertos fabricantes, no está ocurriendo que se use este tipo de llave plástica para realizar atracos a hogares o comercios. Ni siquiera teniendo una llave bumping verdadera en su poder, tendrán garantizado que van a lograr abrir la cerradura a la que se enfrentan.

Seguinos:

Más Novedades

Compartir

Más Novedades de Cerrajería